ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

UN MES SIN SABER NADA DEL PARADERO DE LA VIRGEN DE LA CUEVA SANTA

No se descarta ninguna hipótesis sobre su paradero, y la Guardia Civil mantiene todas sus investigaciones bajo secreto de sumario.
Cuando se cumple un mes del robo de la imagen, la diócesis de Segorbe-Castelló todavía llora la ausencia de su patrona, la Virgen de la Cueva Santa, que continúa sin aparecer. Ni las oraciones fervorosas de miles de feligreses, ni las banderas colgadas en los balcones de Altura pidiendo su regreso, ni las redes sociales, ni las plegarias y rezos organizados en todos los puntos de España. Nada ha servido para que la talla de la venerada advocación mariana regrese a su lugar de origen, su Santuario.

El paradero de la talla de yeso de la Blanca Paloma continúa siendo una incógnita desde que la madrugada del pasado 19 de mayo unos ladrones accediesen a la cavidad del Santuario, ubicado en el término municipal de Altura, y se llevasen, además de la recaudación de las limosneras, el relicario de plata y oro en el que se encontraba colocada.La investigación continúa abierta. 

Según explicó el párroco del Santuario y presidente del Patronato de la Cueva Santa, Juan Manuel Gallent, la policía científica y judicial sigue trabajando con el fin de recuperar la imagen. "De poco nos pueden informar, ya que todas las pistas y pesquisas que poseen, que al parecer son bastantes, son totalmente secretas", dijo Gallent. Para el presidente del Patronato, lo único que pueden hacer los fieles por el momento es "esperar a que todo acabe en un mal sueño y que podamos recuperar a nuestra Virgen Santa".


No obstante, Gallent tiene su propia versión de los hechos. A su juicio, "la hipótesis de que los ladrones entraron con un fin meramente económico y se llevaron la talla por el valor del relicario, labrado en plata y oro, sigue siendo la más fiable". Sin embargo, tampoco se descarta que el robo se produjera para vender la imagen en el mercado negro. "No podemos asegurar nada porque toda la investigación la está llevando la policía judicial y las hipótesis pueden ser muchas", matizó el párroco


Durante la próxima semana el Patronato celebrará una reunión para abordar algunos "aspectos importantes" del Santuario. Entre otros asuntos, se estudiarán temas como la intensificación de las medidas de seguridad tanto dentro como en las inmediaciones del templo. Al respecto, Gallent reconoció que "colocar seguridad en un lugar como este resulta muy complicado, hay sistemas de alarma que no funcionarían, por lo que tenemos que ver cómo lo hacemos, si con cámaras o con otros servicios".

Para el párroco, el robo en el Santuario de la Cueva Santa es "uno más de los continuos episodios de hurtos que en los últimos meses se han detectado en diversas localidades del Palancia, tanto en polígonos industriales como en zonas alejadas". "Sin embargo, en este caso, el que se hayan llevado la imagen hace que se haya convertido en un robo muy doloroso por el gran valor sentimental que conlleva", matizó el párroco.Y es que la indignación por el robo continúa un mes después en las calles de Altura. Los vecinos no pueden olvidar el incidente, que para muchos de ellos ha supuesto "un palo muy gordo, porque la Virgen de la Cueva, junto con la Virgen de Gracia, son nuestras patronas más queridas", incidió ayer uno de ellos.

Muchos alturanos siguen sin creer cómo alguien ha podido hacer algo así. Con la esperanza de que la talla aparezca lo antes posible, este mes han sido numerosas las viviendas que han mantenido sus balcones engalanados con la imagen de la Blanca Paloma. Los propios gozos en honor de la patrona narran episodios en los que la imagen ha regresado al templo tras desaparecer. "Tenemos la fe de que volverá a la Cueva, porque ya lo ha hecho otras veces", afirmó una alturana. Sin embargo, también hay quien opina que va a ser "bastante difícil" recuperarla. "A saber dónde está ya, la habrán vendido o yo no sé", apuntó otro vecino.

La investigación continúa a nivel nacional e internacional.

El subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, ha asegurado que el robo de la virgen de la Cueva Santa de la localidad castellonense de Altura es un asunto que "se investiga desde los servicios centrales de la Guardia Civil", una investigación que, según ha destacado, "se efectúa a escala nacional e internacional, de la misma forma que se investigan otros robos de piezas similares".

Lorenzo ha señalado que la Guardia Civil "está poniendo todo su empeño en esta tarea, porque somos conscientes de que se trata de una pieza de gran valor histórico, patrimonial, social y, sobre todo, sentimental, para Altura, Segorbe y toda la comarca del Alto Palancia".

El representante gubernamental está convencido de que "más pronto que tarde, podremos dar con la imagen de la virgen de la Cueva Santa". En este sentido, ha dicho que, cuando se produce un robo de este tipo, "al final siempre se acaba localizando el material sustraído". No obstante, Lorenzo ha querido realizar una reflexión en público, en el sentido de que "si se roba este tipo de imágenes es porque alguien las compra".
Por ello, ha dicho, "hemos de tener claro que el móvil es claramente económico, porque si se roban estas imágenes es porque hay alguien que está dispuesto a comprarlas", es decir, que "en estos casos, sucede lo mismo que con la sustracción de cable de cobre, los que roban esperan obtener un beneficio inmediato". Así, ha sentenciado, "la Guardia Civil trabaja intensamente para localizar tanto a quien roba y vende como a quien compra para hacer negocio"
Fuente: ACLA / Ana Monleón - Levante-EMV / Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario