ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

CONSELLERÍA COMIENZA A PENSAR EN UNIR LA VIA VERDE DE OJOS NEGROS Y LA VÍA CHURRA PARA CREAR UN TRAZADO DE MÁS DE 100 KM DE TRAZADO CICLOPEATONAL

Se contempla la construcción de una nueva ruta ciclopeatonal, conectando la Vía Churra con la Vía de Ojos Negros Se utilizará, en la medida de lo posible, los trazados de los antiguos corredores ferroviarios hoy en desuso. Con esto la Consellería de Obras Públicas quiere conectar la Vía Churra con la Vía de Ojos Negros en un itinerario continuo de más de 100 kilómetros de ruta verde

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio sacará a licitación próximamente el contrato para la redacción del proyecto de construcción de conexión de la Vía Churra con la Vía de Ojos Negros. Con esta actuación, se completará el trazado de estas importantes vías verdes en servicio que discurren por la Comunitat desde Barracas hasta Algimia de Alfara, la Vía de Ojos Negros, y desde València a Puçol, la Vía Churra, de las que falta en ambas el tramo final hasta Sagunto. De esta manera, quedará completada la Vía Verde de Ojos Negros desde Barracas hasta Sagunto y la Vía Churra entre València y Sagunto, la unión de estas dos vías verdes generará un itinerario continuo de más de 100 kilómetros.

El proyecto, impulsado por el departamento que dirige María José Salvador, contempla la construcción de una nueva ruta ciclopeatonal que configurará la conexión de la Vía Churra con la Vía Verde de Ojos Negros, mediante dos tramos, uno de 8 kilómetros de Puçol a Sagunt y otro de también de 8 kilómetros entre Sagunt y Albalat dels Tarongers, además de la conexión con el núcleo urbano de Sagunto.

En este sentido, para completar la conexión entre ambas vías ciclopeatonales, se redactará un nuevo proyecto de construcción que defina la solución para los tramos finales de cada una de ellas hasta Sagunto, es decir, un primer tramo correspondiente a la continuidad de la Vía Churra desde Puçol hasta la conexión con vía Verde de Ojos Negros en Sagunto y un segundo tramo de continuidad del tramo final de la Vía Verde de Ojos Negros hasta Sagunto.

Este tipo de actuaciones responden a la apuesta firme por la movilidad sostenible y la seguridad vial del actual gobierno valenciano y que se están impulsando desde la Conselleria de Obras Públicas para recuperar estas importantes vías y ofrecer a los ciclistas y peatones un trato de igualdad, con el objetivo de ofrecer toda una red por la que la gente pueda circular segura, en una nueva modalidad para conectar personas no solo por medio de transporte motorizado.

El primer tramo entre Puçol y Sagunto (Vía Churra), de aproximadamente 8 kilómetros, se inicia al sur del casco urbano, que es bordeado por su lado oeste hasta el polígono industrial de reciente construcción, conectando con la vía pecuaria del Camí de Llíria, sobre la que se implantará el itinerario ciclopeatonal. La vía discurrirá hacia el norte hasta llegar a Sagunto, al punto de intersección con la antigua línea del ferrocarril minero. En la medida de lo posible, se tratará de disuadir el uso de este camino para vehículos motorizados, salvo el acceso a colindantes.

El segundo tramo (tramo final de la Vía Verde de Ojos Negros) discurrirá entre Sagunto y Albalat dels Tarongers a lo largo de unos 8 kilómetros e incluirá una conexión con el casco urbano de Sagunto. El tramo de Vía Verde de Ojos Negros situado entre Algimia de Alfara y Alabalt dels Tarongers, cuenta con un proyecto ya redactado.

Para el tramo de Vía Verde entre Albalat dels Tarongers y Sagunto se estudiará el trazado más adecuado, intentando utilizar en la medida de lo posible el antiguo corredor ferroviario, que no está disponible en algunos tramos al haber sido ocupado por la autovía V-23. El proyecto también deberá incluir la conexión de estas vías con el casco urbano de Sagunto. En este recorrido se pueden distinguir varios tramos de acuerdo a las características de la plataforma a ejecutar y del uso en exclusiva o no de la vía de coexistencia de bicicletas y peatones.

De este modo existen tramos que discurren sobre caminos agrícolas existentes, de muy baja intensidad de tráfico, en su gran mayoría paralelos a la autovía A-23 y con una plataforma en buen estado, en los que simplemente será necesaria la correcta señalización para garantizar la seguridad del usuario de la vía proyectada. Otros tramos son ya de carril bici existente, y formarán parte de la nueva vía y solo en algunos tramos será necesario ejecutar una nueva plataforma que, en general, tendrá 3,5 metros de ancho: 2 metros destinados al paso de ciclistas y 1,5 metros al paso de peatones. Parte de estos tramos de nueva plataforma a ejecutar discurrirán por la explanada de la antigua línea minera de Sierra Menera, iluminándose convenientemente al paso por los dos túneles existentes.

La Vía Churra es una antigua línea del ferrocarril que unía Valencia con Aragón, quedó desmantelada en 1985 y, tras más de una década, fue recuperada como vía ciclopeatonal en el tramo entre València y Puzol. Actualmente, con sus 15 kilómetro de longitud, proporciona accesibilidad no motorizada a la comarca de L’Horta Nord.

Por otra parte, se encuentra en funcionamiento desde 2002 el trazado de la Vía Verde de Ojos Negros que discurre por la Comunitat Valenciana, desde Barracas hasta Algimia de Alfara. Esta vía ciclista aprovechó la antigua plataforma de la línea minera de Sierra Menera que discurría entre Ojos Negros (Teruel) y Sagunto y próximamente se construirá el tramo de Vía Verde entre Algimia de Alfara y Albalat del Tarongers.
Fuente: valencianews.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario