ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

TODO LISTO EN BEJÍS PARA UNA NUEVA CAMPAÑA DE EXCAVACIONES DE FOSAS DE LA GUERRA CIVIL

En poco más de una semana comenzará su quinta campaña de trabajo en el municipio castellonense de Bejís. De los 16 cuerpos hallados en camapañas anteriores, sólo se ha podido realizar la prueba de ADN a dos por su elevado coste.

La primera vez que uno oye hablar de una campaña de excavaciones en la que el objetivo es encontrar cadáveres de soldados republicanos caídos en la Guerra Civil es inevitable que se active una alerta. Profundizar sobre esta iniciativa, sin embargo, no resulta tan gratificante, puesto que se advierte rápidamente que pese a la labor realizada, existen aún muchas lagunas. El principal obstáculo, como para casi todo, es el económico. Y desde varios puntos de vista.

La principal dificultad llega en el momento posterior al descubrimiento de un cadáver. Realizar la prueba de ADN para poder identificarlo conlleva un gasto de alrededor de 500 euros, según explica Miguel Mezquida, director del proyecto 'Excavación y exhumación de soldados en el Frente de Levante', que ha en breve comenzará su quinta campaña de trabajo en el municipio de Bejís. 

Este obstáculo económico a la hora de identificar a los cadáveres extraídos de pequeñas fosas de la zona (abarca el suroeste interior de la provincia de Castellón y parte de la provincia de Teruel) se plasma en datos concretos. El propio Mezquida reconoce que en las cuatro campañas anteriores se han exhumado un total de 16 soldados republicanos pero, años después, sólo se ha podido identificar a dos. 

La otra dificultad económica es la propia de cualquier campaña de estas características. Mantener toda la infraestructura material y personal para desarrollar las exhumaciones conlleva unos gastos que no siempre es fácil asumir. La pregunta es obvia: ¿cómo se pueden financiar tanto las pruebas de ADN como la campaña en sí misma? Responde el director del proyecto: «Para la identificación de los cuerpos, lógicamente, no podemos pedir dinero a las familias que creen que sus parientes pueden estar enterrados en el Frente de Levante, por lo que nos tenemos que valer de pequeñas donaciones que nos van llegando con el paso de los años. Con respecto a la financiación de las campañas tenemos un problema que es el de la falta de subvenciones. Castellón no concede ayudas en cuestiones de memoria histórica y, por tanto, hemos tenido que buscar una fórmula de financiación alternativa»

En este sentido, Mezquida recalca que a las campañas de exhumación se les ha dado la catalogación de cursos. De esta manera, la matrícula de los alumnos es la que revierte directamente en su trabajo y en los medios que necesitan para su desarrollo. 

Así, todo está listo ya para la quinta campaña de exhumaciones. El curso se desarrollará en Bejís del 4 al 15 de septiembre y ya hay una quincena de alumnos inscritos, aunque el objetivo es alcanzar los 20. El curso se dividirá en horario de mañana y tarde. En las primeras horas del día se realizarán prácticas y las tardes estarán dedicadas a la formación teórica. El curso, además, ha ido ganando peso internacional y en la presente edición se ha reforzado este hecho con la presencia de alumnos de Italia y Colombia, por ejemplo. Según explica el director del proyecto, «se trata de profesionales de varios sectores -forenses, médicos, arqueólogos, historiadores...- e incluso gente interesada por la memoria histórica». 

En el Frente de Levante, donde Mezquida trabaja desde 2013, se calcula que hay aproximadamente 1.500 personas desaparecidas, de ahí que «cada campaña asegura exhumaciones». Hasta la fecha, se han encontrado un total de 11 pequeñas fosas que han permitido descubrir un total de 16 cuerpos. Además, según Mezquida, existen unas 20 familias que creen que sus parientes están por esa zona. 
Fuente: Javier Aranu - El Mundo “Castellón al Día”

No hay comentarios:

Publicar un comentario